Seguros Madrid Siguenos y Mejoramos tu Seguro: Seguros en FaceBook | Seguros en Twitter

Seguro: dos caras, muchas cruces

El seguro de Decesos crece a un ritmo del 7%, mientras que el negocio de los servicios funerarios cae al 15%.
Cada final del mes de octubre se celebra en España y otras partes del mundo la importada (de EEUU) fiesta de “halloween”, que está desbancando a otras tradiciones más nuestras y que eran propias de estas fechas. De todo punto es comprensible que sea mucho más fácil incorporar a las costumbres populares una fiesta carnavalesca como es “halloween”, con toda la parafernalia y el jolgorio que conlleva, que otra más en nuestra tradición como es, por ejemplo, la visita a los cementerios. Está claro que no hay color, sobre todo entre los más jóvenes.Y no les falta razón porque ya dice el refrán popular, “el muerto al hollo, el vivo al bollo”.

Estos días -Todos los santos, Día de difuntos- son, por tanto, un buen momento para repasar la situación actual del seguro de Decesos, algo único en Europa y con una larga tradición en nuestro país, que es uno de los escasísimos ramos que está resistiendo bien la crisis, o al menos así lo reflejan sus cifras. La crisis ahoga y, en este caso, también mata. Que le vamos a hacer…

Pero vayamos a los datos, en este caso de ICEA. Durante los nueve primeros meses del año el volumen de primas de este ramo ha crecido más de un 7%. Y es que a pesar de la crisis, la gente tiene la indolente costumbre de morirse y hay que enterrarla y el seguro es el principal motor de esta actividad, como lo confirma el hecho de que en 2012 el seguro atendiera seis de cada diez fallecimientos que se produjeron en nuestro país, lo que en con junto supone una cifra global en torno a los 250.000 fallecidos. Y es que el pasado año en total fallecieron en España un total de 405.615 personas, de las que 11.153 eran extranjeros -europeos en su mayoría-. De todos ellos, un 62% tenía una póliza de seguros. Además, fue el año con más mortalidad de la última década, y las defunciones crecieron un 4,6% con respecto a 2011.

El seguro de decesos movió en 2012 un total de 1.965 millones de euros

En el pasado año el ramo de Decesos movió entre todas sus garantías un total de 1.965 millones de euros, con un crecimiento cercano al 6% sobre 2011. Solo la garantía de Decesos creció en 2012 un 7,41% y superó los 1.623 millones. Y es que en nuestro país había al término del pasado año cerca de 20 millones de personas que estaban cubiertas por un seguro de Decesos. Esta cifra supone un incremento neto -descontando las bajas a las altas- de 93.200 personas aseguradas más, lo que supone un incremento del 0,47%.

Sin embargo, esta buena marcha del seguro de Decesos contrasta con las quejas de las empresas que prestan los servicios funerarios, a las que parece que no les va tan bien. Ambas industrias -seguros y servicios funerarios- son las caras opuestas de la misma moneda. Estas últimas se quejan de que a ellas sí que les está afectando la crisis, sobre todo a partir del septiembre del pasado año cuando tuvieron que soportan la mayor subida de impuestos, 13 puntos de golpe, que en la mayoría de los casos no han sido repercutidos a los clientes. Hasta ese momento los servicios funerarios por ser algo fundamental contaban con un IVA reducido del 8%, pero a raíz de la subida de este impuesto del Gobierno de Mariano Rajoy se les aplica desde septiembre de 2012 el tipo general del 21%.

¿Por qué un entierro está gravado igual que una joya?

Carlos Hurtado, secretario general de la Patronal Nacional de Servicios Funerarios (Panasef) se quejaba hace unos días de que para su sector los últimos meses desde la subida del IVA han sido “demoledores”, ya que sufrido una caída del volumen de negocio del 15%. Hurtado señala que no se entiende que un servicio básico que además es público, como es el funerario, esté gravado lo mismo que, por ejemplo, una joyería y considera que sería más correcto que se le aplicara un tipo reducido, como se hace en la mayoría de países de Europa.

Pero el representante de la patronal de los servicios funerarios se lamenta de que la crisis ha hecho que las familias españolas tuvieran que resignarse a enviar menos coronas de flores a sus fallecidos, por poner lápidas más pequeñas o esquelas de menos módulos en los periódicos, así como por ataúdes o cajas de materiales de calidad inferior -los más utilizados son el aglomerado y la madera- lo que ha permitido estabilizar el precio medio de los servicios funerarios entre 2.500 y 3.000 euros.

Este sector, el de los servicios funerarios, lo constituyen en España un total de 1.707 empresas, en su mayoría pequeñas y medianas, que dan empleo a 11.500 trabajadores, un 90% de los cuales tiene trabajo fijo, con lo que la tasa de temporalidad es bastante baja. A pesar de que está principalmente constituido por pymes este sector también cuenta con empresas grandes, ya que 77, que representan el 4,5%, concentran el 55% del empleo en el sector y generan el 56% de la facturación.

El seguro de Decesos, por su parte, supo evolucionar a tiempo y desde el producto más tradicional -el enterramiento- ha pasado a ofrecer productos más sofisticados, con nuevas coberturas que tienden a una gestión integral del siniestro. Los nuevos productos también pueden incluir los aspectos legales y asistenciales para los herederos, la gestión y asesoramiento sobre los mismos, seguros de accidentes, entre otros, y además también pueden incorporar otras coberturas como el traslado cuando el fallecimiento se produce fuera del lugar de residencia, algo especialmente importante para la población inmigrante.

Precisamente esta última cobertura dio lugar hace algunos años, cuando el boom de la inmigración en nuestro país, a que varias compañías, para aprovechar la oportunidad que se les presentaba, lanzaron productos especiales para inmigrantes, con el texto de la póliza traducido a su propio lengua, y hasta contrataron traductores de esos idiomas para hacer más fácil la contratación y atender a los asegurados. Lógicamente, con la crisis y el éxodo masivo de inmigrantes a sus poblaciones de origen ha dejado estos productos en casi testimoniales.

Casi 7,3 millones de pólizas de Decesos para cerca de 20 millones de asegurados

Entre los asegurados españoles, la mayoría está incluido en pólizas familiares, como lo confirma el hecho de que al cierre del pasado año los casi 20 millones de asegurados que tenía este ramo correspondían a algo menos de 7,3 millones de pólizas. Precisamente el número de pólizas aumentó en 95.902 sobre el año anterior, lo que supone un crecimiento del 1,34%.

En 2012 el ramo de Decesos registró, según las estadísticas elaboradas por ICEA, un total de 1.714.039 nuevos asegurados de todas las edades. Destacan la de los menores de cinco años, y las de los que tienen 85 o más. Respecto a la cartera, es decir al conjunto de clientes que tienen este seguro, la mayor concentración de edad se da entre los 35 y los 39 años, aunque, como se ha señalado con los nuevos clientes, el mayor crecimiento se da en los de 85 años y más. La mayor penetración de este seguro se da en la en la horquilla situada entre los 60 y los 84 años, que supera el 50%, mientras que hasta los 19 años está por debajo del 35%.

Según Unespa, la distribución geográfica de este producto no es homogénea en el conjunto del territorio, ya que hay comunidades autónomas donde, en relación con la población, el seguro de Decesos está más representado, como son los casos de Extremadura o de Asturias donde seis de cada diez ciudadanos están cubiertos, mientras que en otras su presencia es bastante menor, como en la Ciudad Autónoma de Melilla, donde solo tienen este producto un 16% de la población. Las Comunidades con un mayor nivel de aseguramiento en Decesos son Extremadura (62,9%), Principado de Asturias (61,1%) y Andalucía (55,6% de la población). En el lado opuesto está la Ciudad Autónoma de Melilla (16%), Islas Baleares (20,7%) y La comunidad Foral de Navarra (20,7%)

El seguro de decesos atiende el 60 % de los fallecimientos en España

El seguro de decesos, con el que cuentan casi veinte millones de españoles y que cubre principalmente los costes de un sepelio, atendió el año pasado unos 250.000 fallecimientos, seis de cada diez ocurridos en España, según explica en una nota la patronal de seguros Unespa.

Esta cifra se recoge en una estadística elaborada por ICEA con datos de 2012, que demuestra que cada vez más españoles tienen contratado un seguro de decesos tras un aumento de casi el 0,5 %, unas 92.000 personas, respecto al año anterior.

La mayoría de estos clientes están asegurados en pólizas familiares, motivados por las nuevas coberturas que se han sumado al tradicional seguro de enterramiento, como los aspectos legales para los herederos, los seguros de accidentes o el traslado cuando el fallecimiento se produce fuera del lugar de residencia.

El mayor crecimiento en el contrato de estas pólizas se da en los mayores de 85 años, aunque también destaca la cantidad de seguros contratados en el último año para los menores de cinco años.

En cuanto a su distribución geográfica, Extremadura es la comunidad autónoma donde hay más asegurados por habitante, en concreto seis de cada diez, mientras que sólo el 16 % de los habitantes de Melilla tienen contratado un seguro de este tipo.

(Agencia EFE)

La contratación de pólizas de seguros de decesos se estanca por la crisis

El temor a no poder desembolsar de golpe los 3.000 euros de media que puede suponer hacer frente a los costes que conlleva un fallecimiento ha empujado a casi 462.000 gallegos a contratar una póliza de seguros que corra con todos los gastos a cambio de pagar una cuantía mensual desde que se contrata hasta que se fallece y que se encarece una media de 30 euros al año.

Los usuarios suelen contratarlo incluyendo a todos los miembros de la familia. Desde 2010 apenas hay variaciones salvo pequeños descensos en la provincia de Ourense y A Coruña de un 2,1% y un 1% respectivamente, mientras que la cifra se mantiene en Lugo y subió un 1,3% en Pontevedra, según datos de la asociación Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones (ICEA). Desde el sector atribuyen este estancamiento a la dificultad de las familias a abonar una cantidad mensual de por vida en este contexto económico adverso.

Los responsables de la funeraria coruñesa Apóstol advierten a los potenciales clientes de aseguradoras que ofrezcan pólizas de decesos que estén atentos a la “picaresca” en este sector y les informa de que tienen libertad para elegir su funeraria a pesar de que las entidades que venden seguros “intenten convencerles de contratar los servicios funerarios con las empresas que ellos tienen convenios”.

En parroquias del área metropolitana coruñesa, en el pago del entierro de los fallecidos de la zona también colaboran los vecinos y para cumplir con esta tradición cada familia abona cinco euros por cada miembro de la unidad familiar.

La crisis y la subida del IVA del 8% al 21% el pasado septiembre en el sector funerario han pasado factura a la economía de las familias, que también deciden ahorrar al máximo en la contratación de los servicios que conlleva un fallecimiento. Prescindir de complementos en los que antes no se escatimaba en gastos y optar por opciones más económicas ha provocado una reducción de un 30% en el presupuesto que las familias dedican para velar y enterrar a sus allegados.

Si hace unos años el coste medio de un enterramiento no solía bajar de los 3.000 euros o incluso superar esa cifra, ahora cada vez son más los que se decantan por el servicio básico y no están dispuestos a pagar más de 2.000 euros contratando un servicio básico que cubriría el ataúd, las diligencias, el coche fúnebre, la sábana, el sudario, el traslado al complejo, un funeral, una exploración médica, la incineración, un centro de flores artificiales y el pago de las tasas municipales. Fuentes del sector explican que los clientes intentan reducir los gastos “al mínimo” en todos los productos. Lo más habitual es reducir el número de coronas y flores o la contratación de autocares y esquelas. También en el caso de los ataúdes ha crecido mucho la demanda de los de gamas medias, al mismo tiempo que bajan las adquisiciones de los que tienen precios más elevados. “Muchos optan por comprar centros en lugar de coronas porque son más baratos”, aseguran desde algunas funerarias, y añaden que los clientes “miran mucho el bolsillo” y ya no contratan los servicios funerarios “a la ligera”.

03 Junio, 2013 | laopinioncoruna.es



¿ Buscar ?

en... ComercioDIRECTO.com

Desatascos y Pocerias Madrid
Ultimas Noticias de Seguros
05
Mar
Golden Shield...
La cerradura de seguridad Golden Shield JD268, es un sistema novedoso de seguridad. En...
[Seguir Leyendo]
20
Nov
Fin de la guerra de precios en seguros… salv...
La guerra de precios que ha vivido en sector asegurador parece haber llegado a su fin...
[Seguir Leyendo]
06
Nov
Allianz, Axa y Generali ofrecen los mejores seguro...
La industria aseguradora ha puesto el foco en los productos orientados al ahorro para...
[Seguir Leyendo]
04
Nov
Seguros economicos madrid...
Consulte todo tipo de seguros con nosotros, intentaremos darle el mejor precio.......
[Seguir Leyendo]
28
Abr
Seguros obligatorios de la hipoteca ¿seguro?...
Entre noviembre de 2008 y noviembre de 2013 hemos pasado, solo en la Comunidad Autónoma d...
[Seguir Leyendo]
contacto seguros madrid
Seguros por Terminos: